Usa la metodología Canvas para crear arquetipos de clientes | hydra.digital

A la hora de generar modelos de negocio, una herramienta que permite simplificar procesos y mejorar la visualización a nivel global es el Business Model Canvas.

Sin embargo, ¿te has planteado utilizarlo alguna vez dentro de tu estrategia de Inbound Marketing? Nosotros vamos a enseñarte cómo aplicarlo a través de un Empathy Map.

Mapa de empatía

Un empathy map se configura con los datos que obtenemos sobre nuestros potenciales clientes tras un estudio exhaustivo. No se trata de una identificación demográfica, sino de un perfil de voluntades, necesidades, deseos y problemáticas.

Para poder generar un mapa de empatía tienes que tener muy claro a qué público quieres dirigirte. Es decir, ¿quién es tu usuario? Es posible que, a posteriori, te encuentres con la sorpresa de que sea otro segmento de población el que verdaderamente se identifique con tu marca, pero por el momento tú determinas el perfil de tu cliente potencial.

Cuando formulas un empathy map, debes responder a ciertas preguntas sobre el arquetipo de usuario que has seleccionado:

  1. ¿Quién es tu usuario?
  2. ¿Qué es lo que quiere o qué problema/necesidad tiene?
  3. ¿Qué lo motiva para conseguirlo o por qué lo quiere/necesita solucionarlo?
  4. ¿Qué podemos hacer por él para que solucione su problema o cubra su necesidad?

Teniendo en cuenta esas preguntas, realizaremos un análisis del usuario que nos ayudará a rellenar nuestro mapa de empatía. Lo dividiremos en ocho secciones.

Mapa de empatía

1. ¿Qué piensa?

Aquí especificaremos qué pensamientos o creencias tiene en torno a nuestro producto o que pueda afectar a nuestro producto. Por ejemplo: si estamos vendiendo una bebida azucarada, nos interesará saber si lleva unos hábitos de vida saludables o no, si es consumidor habitual de dulces, sus hábitos de consumo sociales, etc.

2. ¿Qué siente?

Qué siente con respecto al producto, tanto si es positivo como negativo. Por ejemplo, si vendemos tabaco: puede temer que lo prejuzguen si lo ven fumando, que lo etiqueten dentro de determinados comportamientos, que le “molesten” alusiones constantes a su salud, etc.

3. ¿Qué oye?

¿Qué es lo que dicen sus familiares, pareja, amigos o compañeros de trabajo con respecto al producto? ¿Qué cosas lo influyen y cuáles no?
Por ejemplo: si el producto es una chocolatina, puede que sus padres y su pareja le digan que si come en exceso engordará, pero que al usuario solo le preocupe lo que diga uno de ellos y no el otro.

4. ¿Qué ve?

¿Qué estímulos visuales lo rodean en relación con el producto? ¿A qué ofertas está expuesto o qué tipo de problemas se le presentan? ¿Qué ve en otros usuarios del producto o de otros similares?
Por ejemplo: si volvemos a hablar de dicha chocolatina, puede ver gente que engorda y otros que no, diferentes sabores, anuncios que llamen más o menos su atención, etc.

5. ¿Qué hace?

¿Qué acciones ejecuta que puedan afectar a su relación con el producto? ¿Consume o no por la influencia de otras personas?
Por ejemplo: vendemos cerveza con limón y al usuario le gusta. Sin embargo, se “burlan” de él sus amigos. ¿La consumirá de todas formas o no?

6. ¿Qué dice?

¿Cómo se justifica o qué dice con respecto al producto? ¿Dice siempre lo mismo o varía su discurso dependiendo del interlocutor?
Por ejemplo: si vendiéramos tabaco y el usuario es fumador, ¿justifica que fuma o no? ¿Lo hace solo delante de sus padres o de sus amigos?

De todos los aspectos que saquemos de nuestro análisis, diferenciaremos los puntos positivos y negativos y lo dividiremos en otras dos secciones:

7. Pains:

Son las sensaciones y acciones negativas que se generan en el usuario en torno al producto. No debemos aludirlas bajo ningún concepto durante la definición y puesta en marcha de nuestras estrategias de marketing.

8. Gains:

Es la cara opuesta de la moneda: aquellos puntos positivos en la relación entre el usuario y el producto que hay que potenciar y plasmar en los planes de marketing que llevemos a cabo.

Recuerda siempre que un empathy map debe ser lo más fiel posible al usuario: tiene que estar basado en datos recopilados y que concuerden con la realidad o, de lo contrario, será inútil.

 

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies